domingo, 17 de julio de 2011

Déjame entrar

Éste es un párrafo del libro que mencioné el otro día, el de la niña vampiro y el niño abusado con fantasías violentas. En este momento no está conmigo el libro, lo presté y todavía no volvió. Estoy muy preocupada. ¿Volverá a mí el libro? ¿Por qué presto cosas? ¿No aprendí todavía? Evidentemente no.
 
 
"Cerró los ojos. Dentro de su cabeza tenía la vaga sensación de que debía decir algo, hacer algo. Pero no le quedaban fuerzas.
 
Allá lejos sintió que alguien acariciaba una mejilla. No consiguió formular el pensamiento, pero puesto que él lo sentía, debía de ser la suya. En algún lugar, un planeta lejano, alguien acarició con cuidado la mejilla del otro.
 
Y era bueno.
 
Después, no hubo más que estrellas."
 
 
Ajvide Lindquivist, John, Déjame entrar

2 comentarios:

Gustavo dijo...

Uh1 yo quería discutir en el otro blog!

αиgєℓιςα dijo...

bueno, ya va a venir una entrada para discutir. hay que avisarle a mi comadre que se ponga las pilas también, porque una no puede con todo, vio?