jueves, 27 de octubre de 2011

Lo que faltaba

Vengo teniendo unas semanas de mierda. Me cuesta levantarme de la cama, salir de casa, hablar con gente. O estoy rodeada de personas que conozco, que me caen bien, pero no puedo conectarme con la conversación. Siento que hablan y hablan, yo no tengo nada para decir así que siguen hablando y me ahogan, me voy entumeciendo hasta que no siento nada, salvo un poco de angustia de vez en cuando, y ahí es cuando me siento a leer y desaparezco del mundo.

En fin, así venía. Y hoy no tuve mejor idea que ir a Unicenter a comprar un corpiño. Mi vieja se había comprado uno lindo hace unos meses, y como ella y yo usamos casi el mismo talle, fui a ese lugar a ver si tenían algo parecido. Tenían. Me probé un 36 C. No me entraba, claro, yo soy 38 ó 36 D. La chica me dijo: "38 D no trabajamos". Ah. Buena onda la mina, me trajo varios modelos para que probara. Nada me quedaba bien. Y al final sucedió lo que yo temía: me trajo dos modelos de abuela para que me probara. Ahhh no, ni muerta me pongo un corpiño de abuela. Jamás de los jamases. ¡Tengo veintitrés años! Me niego a usar una cosa tan fea, triste y decadente. Fui a otro local, y le pregunté a otra vendedora si tenían algún corpiño en copa D. "¿Copa D?", repitió, como si nunca hubiese existido semejante cosa. Acto seguido me miró las tetas, para ver si yo no me estaba mandando cualquiera. Pasé la prueba, porque se fue para el fondo buscando a la veterana del negocio. Cuando le dije "38 D", miró a la pared de corpiños de vejestorio. Yo ya quería salir corriendo. Me probé el único corpiño que encontró para mí, negro, porque ese color "avellana" es simplemente un beige tristón, a mi no me meten ese verso.

Final del recorrido: salí del shopping con ganas de llorar. ¿Tan anormal soy? ¿Cómo puede ser que todas las argentinas sean A o B? ¿En dónde compran las pechugonas?
Ojalá fuese normal, ordinariamente normal, copa B normal... ya sé, la normalidad está sobrevalorada, pero a veces es un alivio inmenso. Un alivio que viene en muchísimos modelos, colores y telas.

Ya sé. Me voy a vivir a Estados Unidos, así voy a Victoria´s Secret todos los días y me compro un corpiño distinto. Y se acabó.

4 comentarios:

Hugo dijo...

¿Consideraste el topless?

Sidonie dijo...

lo consideré, pero es muy incómodo. voy a terminar vendándome el pecho como se hacía antes.

ραυℓєттє dijo...

Vos no sos el problema. El problema es la sociedad. De tetona a tetona... te entiendo.

Igual ya te dije que te voy a llevar a un lado en donde se consigueeee... ¡Aguante Peter Pan! A pesar de que el nombre puuueda indicar un 'no quiso crecer', se preocupa por las que nos desarrollamos mucho. :P

Sidonie dijo...

jaja gracias