miércoles, 11 de enero de 2012

Eso es calidad

Recién terminé de ver el último episodio nuevo de The good wife y estoy en un trance de éxtasis televisivo.
Suelo engancharme con series, eso no es nuevo, pero ésta me gusta especialmente.
La protagonista, Alicia, vuelve a su trabajo de abogada después de un escándalo político mientras su marido, Peter, está en la cárcel. La idea en sí está buena, pero lo más interesante es cómo armaron los personajes y cómo cuentan la historia.
Está narrado de manera sutil*, no dicen las cosas, sugieren. Es genial.
Van por la tercera temporada, y no sé cómo hacen, pero cada vez está más buena la serie. No se puede decir lo mismo de True blood, que se convirtió en una cadorcha absoluta. Me decepcionó inmensamente. ¿Eric, el vampiro tremendamente sexy por lo malo que era, se volvió bueno? Es inaceptable.
Voy a ver si pongo a cargar el último episodio de The Big Bang Theory, otra serie que me parece fantástica.


*sutil (adj): 1.Delicado y suave. 2. Agudo, ingenioso o muy penetrante.

4 comentarios:

Gonzalo dijo...

Ya esta el ultimo de Big Ban Theory°!? COOL!

Hugo dijo...

Las series de vampiros aparecidas en el último milenio deberían desaparecer.

Y me hago cargo. Y me la banco.

Sidonie dijo...

Está bien, la verdad es que son lamentables, por eso no miro más. estoy poco inspirada con la televisión últimamente, me paso todo el día leyendo. así tengo los ojos. y el cuello. ugh.

ραυℓєттє dijo...

En True Blood aparece "Bernadette" (Summer), me reí mucho cada vez que aparecía... no podía despegarla de su otro papel.

Yo me negaba rotundamente a ver True Blood porque pensaba como Hugo: que eran todas un asco.

Pero True Blood arrancó muy original. MUY. En fin...

Odio a la Good Wife, jaja, nunca vi un episodio entero pero me cae mal esa serie... prejuicios, prejuicios. Nunca dije ser perfecta. :P